Blogia
Gran Vía

PENA DE MUERTE EN JAPÓN

PENA DE MUERTE EN JAPÓN

Normalmente, en Europa tenemos una visión bucólica y vanguardista del Japón. Un  país que ha sabido combinar a la perfección tradición con modernidad, un país pacifista con una gran conciencia antinuclear. Pero esa visión bucólica del Japón vanguardista no es tal. Japón, aunque no sea noticia, es uno de los países, que aunque se consideran democráticos, tienen vigente la pena de muerte. De hecho, cuatro presos japoneses fueron ahorcados ayer tras el decreto del nuevo ministro de Justicia nipón, Jinen Nagase. Su precedesor en el ministerio de Justicia, Seiken Sugiura, defensor de los derechos humanos y opuesto a la pena capital, paralizó las ejecuciones en 2005. Pero la llegada al poder del nuevo titular de Justicia ha modificado esta paralización. Cuatro presos, uno de ellos de 77 años, 20 de los cuáles los había pasado en prisión, han sido las primeras víctimas de esta horrorosa interpretación de la justicia. Mientras en Occidente millones de personas celebrabamos la Navidad y nos deseabamos paz y armonía a nuestros semejantes, en Japón, un país considerado como occidental y democrático, cuatro personas eran ejecutadas en la horca, como si retrocediésemos en el tiempo y regresaramos al siglo XIX. Las democracias occidentales no podemos permitirnos estas ejecuciones. No podemos tratar de ser el ejemplo a seguir por el resto del Planeta, mientras algunas democracias aún tienen vigente la pena capital. Menos mal que en Europa tenemos desterrada esa práctica. Al fin y al cabo,  por suerte,  Europa, con sus virtudes y defectos, es diferente.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres