Blogia
Gran Vía

MATANZA EN LA UNIVERSIDAD.

MATANZA EN LA UNIVERSIDAD.

Bien podría ser el título de una película de terror ambientada en un campus universiario, en el que un loco va matando a los estudiantes uno tras otro. Pero no. Es la triste y cruda realidad de un país que permite a sus ciudadanos tener armas en sus casas. Ocurrió ayer, día 16 de abril, 32 personas eran asesinadas a sangre fría en un campus universitario de la ciudad de Blacksburg, en el Estado de Virginia. Otras 29 resultaron heridas. El asesino abrió fuego en dos ocasiones. La primera de ellas, en una residencia de estudiantes donde se alojan más de 900 estudiantes, en la que acabó con la vida de unos 20 estudiantes. A las dos horas de este horrible suceso, en el que algunas víctimas murieron al tirarse por las ventanas para escapar de las balas, el joven armado entró en la facultad de ingeniería, donde volvió a abrir fuego en las aulas de este edificio.

Nadie podrá saber jamás lo que pasaba por la mente del joven que segó la vida de esa treintena de personas en una universidad norteamericana. Pero desde luego, este hecho debería remover las conciencias de mucha gente, y plantearnos que tipo de sociedad estamos creando, en la que un joven empieza a disparar contra unos estudiantes.

Especialmente, deberían removerse las conciencias de muchos norteamericanos, y sobre todo, de sus gobernantes. Un suceso de estas características debería reabrir el debate de la prohibición de las armas en Estados Unidos. En eso, los europeos, tenemos suerte. Y esperemos que los norteamericanos comprendan pronto lo peligroso que es tener armas en casa, al alcande de cualquiera.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres